Micro-Inmunoterapia

La microinmunoterapia es una terapia de inmunomodulación que utiliza los mismos mensajeros que el sistema inmunológico (por ejemplo citoquinas, hormonas, factores de crecimiento, ácidos nucleicos) para transmitir información al organismo y “reajustar” la respuesta inmunitaria. Es decir, su objetivo es restablecer la correcta comunicación entre las células del sistema inmunitario, para ayudarles a recuperar su capacidad innata de defendernos frente a agresores o a limitar su reacción cuando es exagerada.

A diferencia de la inmunoterapia clásica, las fórmulas de microinmunoterapia utilizan un amplio abanico de sustancias inmunitarias (los denominados “mensajeros”). Éstas se preparan en bajas concentraciones (micro-dosis), mediante un proceso de dilución-dinamización, garantizando así su buena tolerancia. Además, según si lo que se busca es estimular, modular o frenar sus efectos en el organismo, los niveles de concentración empleados pueden variar dentro de la misma fórmula. Al igual que ocurre de forma natural en el organismo, las sustancias se administran siguiendo una secuencia concreta, un orden preciso.

Estas sustancias utilizadas tanto individualmente como asociadas carecen de efectos secundarios, y son compatibles con otros tratamientos.

Aplicaciones:

- Enfermedades degenerativas: cáncer, leucemias, etc.
- Enfermedades virales agudas y crónicas: Herpes, Hepatitis, Papiloma, Verrugas, etc.
- Enfermedades autoinmunes: Artritis Reumatoide, Esclerosis Múltiple, Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa, problemas del tiroides tanto en hipo como hiper.
- Alergias.
- Estados de inmunodeficiencia.

Para la aplicación de estos tratamientos contamos con la ayuda de un análisis de sangre para valorar el estado del sistema inmunitario y detectar las posibles reactivaciones virales que pueden estar causando la enfermedad.


image-648100-microimmunoterapia2.jpg
Mi sistema inmune